Las mujeres no tienen que machacar con ajos su corazón en el mortero, de Inma Luna (Baile del Sol)

8 abr. 2015


Ed. Baile del Sol / Relatos / 138 págs.



SINOPSIS

Así es como me gustan a mí los cuentos, pulidos de flecos innecesarios, dosificándo a conciencia la información suministrada con la que va avanzando la historia, justo lo necesario para que la digestión sea perfecta, con el tempo preciso, el lenguaje seco y contundente, adaptado a cada uno de los argumentos, la escritura al servicio de lo contado y no lo contado al servicio de la escritura, el tono camaleónico pero siempre acertado, los personajes absolutamente creíbles desde el primero de sus movimientos, desde la primera de sus frases, los diálogos reales, la flecha en el centro mismo de la diana cada vez que se dispara, la cuerda siempre tensa.
(Jordi Macarulla)

Inma es un chef en la cocina literaria; en el momento inesperado, el ingrediente que transforma sus cuentos en magníficos llega a la cita del sazón, asombrándonos. Se le da la magia de lo cotidiano y es capaz de ver la tragedia en un mundo diario donde otros sólo alcanzan a percibir el drama.
(Dante Medina)


MI OPINIÓN FUGAZ

El libro que hoy os muestro es el segundo que leo de esta interesante autora nacional: Inma Luna. La primera obra suya que llegó a mis manos fue Mi vida con Potlach, una historia peculiar de la que os he hablado aquí y que os recomiendo.

En la presente publicación hallamos un conjunto de relatos cuyo nexo de unión es el género femenino junto a sus prejuicios y tabúes. Cada una de las historias tiene un trasfondo muy significativo y una crítica feroz a aquellas tareas y comportamientos que la sociedad todavía impone a las mujeres por el simple hecho de pertenecer a este género. Mujeres depresivas y valientes, débiles y fuertes, desequilibradas y serenas, dolidas y traumatizadas. Todas ellas y sus vidas imperfectas componen esta defensa por la libertad de la mujer. 

¿Es un libro feminista? Sí, si nos atenemos a esta acepción de la RAE sobre el feminismo: 2. m. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres. No es un libro en contra del género masculino, si no en defensa del valor de la mujer y en contra de todo aquel que la minusvalora. Inma Luna nos presenta un homenaje y defensa de la libertad de las mujeres normales y corrientes para actuar según sus deseos y aspiraciones reales y no por lo que dicta la sociedad (en el caso de España, no igualitaria).

Lo mejor: un libro que recomendaría sin ninguna duda al público masculino, estoy segura de que se sorprenderán viéndose en la piel de las protagonistas de estos relatos y reconociendo, en algunos casos, los comportamientos mostrados a su alrededor. Por supuesto, cualquier mujer disfrutará con esta lectura.

Lo peor: no he hallado nada malo destacable.



Con la colaboración de la editorial Baile del Sol.

10 comentarios:

  1. Me ha llamado la atención así que no descarto su lectura :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Tiene pinta de ser muy interesante! Además me gusta eso de que sea un libro feminista, pero en el sentido de buscar la igualdad y sin necesidad de echar mierda contra los hombres. Igual me lo apunto, porque su otro libro lo tengo en mi lista de pendientes, que me llamó bastante la atención cuando lo vi.

    ¡Un besote! <3

    ResponderEliminar
  3. Hola! Tiene buena pinta porque la verdad hacen mucha falta libros de este tipo! Un beso y muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo soy la nota discordante. No me van mucho estas lecturas, aunque reconozco que a más de uno le vendría bien. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Querida Xaquelina, te agradezco esta nueva reseña y me alegro mucho de que te haya gustado. Este libro de relatos no nació con vocación feminista. Simplemente yo escribo historias sobre la vida, sobre lo que nos pasa, sobre lo cotidiano, buscando siempre, eso sí, una vuelta de tuerca para la realidad. Es cierto que en la mayoría de las historias aparecen mujeres, pero es que las mujeres estamos en la vida!!! Mis personajes casi siempre deciden por su cuenta cómo andar su camino y en este caso, tanto ellas como ellos intentan -y algunos lo consiguen- que la vida no les machaque, ni con ajos ni sin ellos, mientras tanto sueñan, ríen, cocinan, trabajan, sufren, se enamoran, se mienten, mueren, bailan y lloran.

    Por otro lado de mí si te puedo decir que soy feminista, sin adjetivos ni acepciones, mucho menos de la RAE, una institución tan marcadamente patriarcal que sólo siete mujeres, frente a más de 1.000 hombres, han llegado a sentarse en uno de los 46 sillones de los que consta desde su fundación en 1713, así que no parecen los más capacitados para hablarnos de feminismo. En cualquier caso, este libro de relatos me ha permitido compartir las historias de muchísimas mujeres que, después de leerlo, me han contado lo que han encontrado en ellas de común con sus propias vidas, éste es para mí el mejor regalo.
    Gracias de nuevo y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! No conocía es te libro, pero parece interesante. Apuntado queda.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! :)

    ¡Qué interesante! Nunca he leído nada con esta temática. Sin embargo, los cuentos me echan un poco para atrás, no sé por qué... Estoy segura de que me encantaría :/
    A ver si consigo sacudirme la pereza.

    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  8. Pues no me sonaba de nada. Y has conseguido dejarme con muchas ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante, me han dado ganas de conocer a todas esas mujeres, así que gracias por la recomendación.

    Besoss!!

    ResponderEliminar